Bienvenidos a Centre Mèdic Sant Ramon

Dudas de las madres y padres sobre la alimentación de sus hijos

Durante las sesiones  de presentación de la guía “Recomanacions per a l’alimentació de la primera infància (de 0 a 3 anys)”, los padres tuvisteis la oportunidad de exponer vuestras dudas. Las preguntas más frecuentes se recopilaron en este documento: http://canalsalut.gencat.cat/web/.content/_Vida_saludable/Etapes_de_la_vida/infants_adolescents/documents/pmf_alimentacio_2017.pdf

Comparto aquí con vosotros algunas de las preguntas más frecuentes e interesantes:

  • ¿Si la madre da el pecho, ¿hace falta dar leche o yogur?

Cuando la lactancia materna es todavía frecuente no es necesario ofrecer leche ni yogur, ya que la leche materna garantiza la aportación de calcio y proteínas, entre otros alimentos. Pero cuando la ingesta de leche materna se reduce mucho, debe garantizarse aportando alimentos ricos en calcio como son la leche, yogur, queso tierno, legumbres, almendras y otros frutos secos (siempre triturados o molidos para evitar el riesgo de atragantamiento).

  • ¿Cuántos días hay que dejar pasar después de incorporar un alimento y antes de ofrecer otro?

A fin de poder observar posibles reacciones adversas, la guía de la ASPCAT indica esperar entre tres y cinco días, que es la recomendación del Pediatric Nutrition Handbook, sexta edición, de la Academia de Pediatría de Estados Unidos.

  • ¿Se pueden ofrecer cereales integrales a partir de los seis meses?

Efectivamente, el pan, el arroz, la pasta, etc., si son integrales resultan más nutritivos y más saludables. Por  tanto, en el marco de una dieta saludable y variada, son preferibles.

  • ¿Cuál es la recomendación de introducción de la sal?

La población de nuestro entorno consume un exceso de sal (9,8 gramos/día en contraposición a los 5 gramos/día recomendados). Este problema también se da en los niños, por lo que hay que moderar su utilización e intentar no superar los 5 gramos al día recomendados, teniendo en cuenta que cerca del 75% del sodio consumido proviene de los alimentos procesados, y no de la sal que añadimos a las preparaciones. En los niños, así como para toda la familia, la recomendación es priorizar los alimentos frescos y mínimamente procesados, y reducir al máximo la utilización de sal (la cantidad máxima diaria entre alimentos y sal añadida equivale a una cucharadita de café).  Además, esta debe ser yodada.

  • ¿Cómo se puede pasar del pecho a los trocitos directamente a los 6 meses de edad?

En la alimentación complementaria a demanda (baby-led weaning) se ofrecen alimentos blandos y bien cocidos, que el bebé es capaz de comer sin masticar o bien aplastándolos con las encías. A pesar de que la cantidad que ingiere es a menudo poca, la ingesta calórica y nutricional está garantizada por la leche.

  • ¿Es recomendable plantearse el consumo de leche sin lactosa en niños?

La intolerancia a la lactosa es un trastorno muy poco frecuente en niños pequeños. Se trata de una enfermedad genética excepcionalmente extraña, o bien es transitoria y secundaria a episodios intestinales como una gastroenteritis. En el caso de que el niño presente síntomas tales como dolor de barriga, sensación de hinchazón, gases o diarrea después de consumir productos lácteos, es necesario que el equipo de pediatría valore el caso individualmente y si se considera oportuno se puede hacer una prueba diagnóstica de gases (determinación de hidrógeno en aire aspirado después de una sobrecarga con lactosa). En caso de que sea positiva, hay que valorar el grado de afectación, ya que la mayoría de las veces se toleran cantidades de lactosa en dosis única de unos 12 gramos (lo que equivale a un vaso de leche) y cantidades mayores si se consumen en varias dosis.

En cualquier caso, no es imprescindible que las personas con intolerancia a la lactosa recurran a alimentos especiales, como por ejemplo la leche sin lactosa. Por lo tanto, en caso de no sufrir este trastorno, el consumo de leche sin lactosa no estaría justificado.

  • ¿Qué se recomienda que desayune un bebé de 12 meses?

Un bebé de 12 meses puede comer un amplio abanico de alimentos saludables. No hay alimentos especiales para el desayuno, pero tradicionalmente el desayuno tiene una estructura y composición determinada. Teniendo en cuenta esto, y para que sea saludable, el desayuno suele incluir:

– Pan o tostadas (preferentemente integrales), copos de avena, copos de maíz…

– fruta fresca (entera o a trocitos)

– leche, yogur o queso tierno

– otros alimentos de acompañamiento: aceite de oliva virgen extra, aguacate, frutos secos en crema o molidos…

Estos alimentos se pueden tomar a primera hora, en casa, o bien fraccionarlos en dos tomas (en casa y en la escuela). Deben evitarse la bollería, las galletas, los cereales de desayuno azucarados, los zumos de fruta, los lácteos azucarados, los embutidos, etc.

Aquí os he aportado una pequeña muestra de las diferentes dudas que os invaden a las familias a la hora de alimentar a vuestros hijos. Os animo a consultar el documento completo y ante cualquier duda os dirijáis a vuestro profesional de salud infantil de referencia. En nuestro centro te ofreceremos el servicio de pediatría integral desde el primer día de vida con asesoramiento nutricional así como  de crianza actualizada y respetuosa con la naturaleza de tu bebé y tus propios deseos. ¡Te esperamos!

Dra. Katia Hervás: http://www.centremedicsantramon.com/doctor/dra-katia-hervas/ 

 

Comments are closed here.

Pide hora

con nosotros

Call Us 93 466 2444