Bienvenidos a Centre Mèdic Sant Ramon

FALSOS MITOS SOBRE LAS TERAPIAS VISUALES PARA LA DISLEXIA

Muchas veces después de realizar un diagnóstico de dislexia a un niñ@ se tiende a recomendar que realice sesiones de terapia visual para así poder adquirir un buen procesamiento en la lectura de las letras, pero tal y como avala la Sociedad Científica de Oftalmología las alteraciones del aprendizaje, de todos ellos, la dislexia es el más común, son un grupo diverso de trastornos del neurodesarrollo en los cuales los niñ@s  presentan dificultades para procesar la información o para generar su salida.

La lectura es un proceso complejo de extracción de significado desde símbolos escritos cuyo desarrollo se basa en la FONOLOGÍA (sonidos que forman una lengua y cómo se estructuran para poder transmitir significado). La dislexia se debe a un déficit en el procesamiento fonológico (problemas con procesar los sonidos de las letras) que hace difícil la descodificación de la palabra escrita. Secundariamente, afecta a la fluidez, el vocabulario y la comprensión. Todo ello se produce como consecuencia de una variación en el procesamiento del lenguaje en el cerebro.

Por todo ello, para un correcto diagnóstico, el niñ@ debe ser evaluado por un equipo multidisciplinar formado por psicólogos, maestros, pediatras, etc. Existen tests específicos completados por niñ@, padres y profesores. La dislexia no se diagnostica con test visuales.

La bibliografía científica existente en relación a terapia visual y problemas de aprendizaje (entre ellos la dislexia) se compone en su mayoría por estudios que no siguen los estándares rigurosos de investigación. La Academia Americana de Oftalmología (AAO), en 2001, elaboró un informe llamado “Vision Therapy for Learning Disabilities” donde concluye que no existe evidencia científica consistente que apoye la terapia visual como tratamiento de los problemas de aprendizaje. The Institute for Clinical Systems Improvement, en 2003, llega a la misma conclusión. En 2011, la Asociación Americana de Pediatría (AAP), la Asociación Americana de Oftalmología (AAO), la Asociación Americana de Oftalmología Pediátrica y Estrabismo (AAPOS), la Asociación Americana de Ortópticos Certificados (AACO) hicieron un informe llamado “Learning disabilities, dislexia and vision” en el que se concluye que:

  1. No hay relación entre función visual y rendimiento académico y habilidad lectora.
  2. No existe evidencia científica que apoye terapias alternativas al método fonológico para el tratamiento de la dislexia.

Puesto que la dislexia es una alteración basada en el lenguaje, el tratamiento debería estar orientado directamente a programas basados en la descodificación, entrenamiento de la fluidez, vocabulario y comprensión enseñando la conciencia fonémica y la aplicación de fonemas o sonidos del habla. Hay que ir adaptando el entorno de aprendizaje puesto que es un problema persistente. Un retraso en el tratamiento adecuado implica un descenso de la probabilidad de mejorar.

Por lo tanto, las terapias para tratar la dislexia basándose en el entrenamiento de la función visual están mal dirigidas. La evidencia científica actual no apoya el entrenamiento visual, ejercicios musculares oculares, de búsqueda y rastreo, terapia visual comportamental, gafas “de entrenamiento”, prismas, lentes coloreadas y filtros como algo efectivo directa o indirectamente para las alteraciones en el aprendizaje.

Los problemas refractivos altos no corregidos, especialmente la hipermetropía, y la insuficiencia de la acomodación y/o la convergencia pueden interferir en la concentración en un texto durante un tiempo prolongado pero no interfieren en la descodificación, es decir, su afectación pueden interferir en la lectura haciéndola más incómoda. Por ello, el tratamiento de estas alteraciones puede hacer la lectura más cómoda pero no mejora directamente la comprensión ni la descodificación, es decir, NO TRATA LA DISLEXIA.

Noelia López Utrillas, psicopedagoga de CMSR: http://www.centremedicsantramon.com/doctor/noelia-lopez/

Comments are closed here.

Pide hora

con nosotros

Call Us 93 466 2444